Feeds:
Entradas
Comentarios

Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.000 veces en 2013. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 17 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

El Faro Viejo

Abre los ojos y mira, mira lo que yo veo

más allá del horizonte

que ilumina el faro viejo.

 

Aguza el oido y oye, escucha lo que yo entiendo

cuando se rompen las olas

y todo queda en silencio.

 

Aspira lentamente y huele, huele lo que yo huelo,

el aroma de la vida

en los vientos marineros.

 

Degusta en profundidad, como yo a ti te degusto,

la aurora en su claridad

al despertar los dos juntos.

 

Une tu piel con mi piel, tu pecho junto a mi pecho,

sin oponer resistencia

que impida que nazca el beso.

 

Y así seremos por siempre

los dos el mismo Universo.

Tu alma mi misma alma.

Tu cuerpo mi mismo cuerpo.

 

El Todo bajo la luz

que emana del faro viejo.

 

Santi Septiembre del 2012.

 

 

Mis Queridos Muertos.

Siempre venían conmigo. Los quería

más que a mi mismo, más que a Dios.

Los rescato del olvido de ese día

en que cada uno me dijo adios.

 

Más deshecho que cuando los tenía,

mi corazón sin oasis con desierto,

es un tren en abandonada vía

de un páramo irreal lejano y yerto.

 

Reparto la nostalgia en cortos vasos

de granates olores como el vino

y sigo hacia adelante tras sus pasos

 

unidos para siempre en un camino

que acaba ciertamente en el morir.

!Adonde estaís vosotros tendré que ir!

 

Santi 26 de Enero 2013.

 

El Borracho

EL BORRACHO.

Ensimismado va, el apetito insaciado
con aromas de tintorro del barato.
El andar vacilante y retardado
bajo la noche estrellada en lo más alto.

Siente que su corazón, herido y castigado
escapa de su pecho con acelerado salto,
y como remolino en un mar oscuro y agitado
bracea en la redondez de las olas del asfalto.

Es ese hombre que va del ayer a ningún lado
al que le da igual la victoria o el fracaso
cuando el futuro no existe y la ilusión es pasado.

Es el deshecho de ciudad que bebe el ocaso
de un niño cualquiera querido y amado,
que no encontró a nadie que siguiera su paso.

Santi 14-01-2013

nuevas tecnologías

Nuevas Tecnologías.

Sentado en una silla ante el ordenador,
oigo llorar al aire
en una tarde invernal,
con monotonía llega
la voz de un locutor.
En el sillón la mujer
frente al televisor,
tan cercanos y tan lejos
ella con la actualidad
y él con sus viejos versos.
Sentado en una silla ante el ordenador.
Un hombre solo.
La tarde.
Y entre los dos… Desamor.

 

Qué será_

 

Hoy se me da mal el poema

no estoy para florituras, no.

 

Hoy me molesta Neruda

y el volar del gorrión.

 

No está el horno para bollos,

es otoño y no hace sol,

la tarde tras la ventana

se va con el nubarrón,

el poema tras la nube

y con la nube el amor.

A pasear dediqué la tarde
en el estrenado enero de la aldea
con un cielo gris de companero
y tu presencia en la nube pasajera,
las ventanas de las casas con los ojos
vigilantes tras persianas de adera.
La soledad de la plaza con el árbol
anorando la pasada prmavera.
El paso pausado y silencioso
sin huella sobre el musgo de las piedras.
Los huertos desnudos del verdor.
Altiva como siempre la iglesia,
las campanas esperando en la torre
disimulan su mensaje con la niebla.
No hay volar de gorriones en el aire
para ocultar tu imagen en la ladera
de estos montes cual gigantes cabezudos
que escrutan hacia arriba de la pena.
El pequeno cementerio con su verja
y bajas tapias de secas enredaderas,
alejó por momentos tu recuerdo
para mostrarme la verdad de las ausencias.
Apreté mi corazón sobre la mano
pegadaa unlibrillo de poemas,
corrieron mis pasos hacia la casa
en la que ardía una triste chimenea.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.